04 octubre 2008

LA CASA AZUL.

Hace unos dias paseaba por el centro de la ciudad, por la zona comerial de Triana, cuando un amigo me descubrio este edificio tan original. Y digo que me descubrio, porque a pesar de haber pasado cientos de veces por delante y haber entrado a curiosear la tienda de la FEDAC, nunca me habia fijado que la fachada principal del edificio donde se aloja este comercio de la Fundacion estaba lleno de pares de manos que salian de la pared! La verdad es que da un poco de repelus, pero la idea es muy interesante y no deja indiferente. Asi que una vez superado el mal rollo inicial, decidi que me gustaba esta fachada.
He estado intentando averiguar algo mas ( quien lo diseño, cuando se reformo el edificio etc.) sin exito.
Podemos verlo en la calle Domingo J. Navarro, 7.
Mas fotos aqui.

9 comentarios:

  1. La conozco. Esa tienda de la Fedac tiene cosas muy bonitas. Y la fachada se las trae. Imagino que es alegórica al trabajo manual realizado por sus miembros. Si no recuerdo mal las plantas superiores son sede de la asociación.

    ResponderEliminar
  2. Hay edificios preciosos en nuestras ciudades que pasan desapercibidos ante nuestros ojos por que nuestro ritmo de vida no nos permite pararnos a disfrutar de pequeños detalles.

    Esa fachada es muy original.

    ResponderEliminar
  3. La primera vez que la ví, me pasó igual, primero horror mezclado con repelús, pero pasada esa primera sensación, luego te atrapa, y te gusta... recuerdo salir a dar mi acostumbrado paseo autista semanal y siempre terminar delante de esa fachada..
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Seguro que habré pasado por ahí miles de veces pero nunca me he fijado en el detalle de las manos. Me gusta, tienen diferentes posturas, me recuerda a Dalí y sus "travesuras".

    ResponderEliminar
  5. La primera impresión ha sido la misma que tú comentas, pero el estucado azul en contraste con la piedra me gusta mucho. Me gusta más el azul de arriba que el de abajo , las manos...por muy amables que quieren parecer, no me gustan nada, me da la impresión de personas emparedadas.

    ResponderEliminar
  6. No me había dado cuenta!!! y eso que paso semanalmente por ahí. Mi amigüita Irene vive en esa misma calle... Mmm... no será que está recién reformada? Bueno, lo de las manos es brutal, eh?... un pelín de miedo da...

    ResponderEliminar
  7. Chica pues será cuestión de pasar por allí a verlas y no será porque no paso por alli, teniendo en cuenta mi visita obligada al club de lectura que organiza la biblioteca de las ranas todos los viernes me doy un paseo por la zona y no me había fijado.
    Este viernes toca descubrimiento.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Hace años -cuando me iba de comedia todos los veranos- había un pub que tenía un decorado muy peculiar: de la pared tras la barra salían partes de cuerpos en un relieve altísimo entre lienzos y espejos. Una pasada. Pero lo más intrigante y "estresante" por decirlo de alguna manera de la decoración eran dos cuadros. Uno era un marco directamente puesto sobre la pared en cuyo interior había pintada una mancha de la que salían dos brazos de muñeco, como si emergieran de la pared, y el otro era otro marco similar también sobre la pared en cuyo interior había un zapato infantil totalmente destrozado por el uso. La pareja de ese zapato estaba puesta de tal manera que parecía pisar un trozo del marco para salir fuera. Eran muuuy raros pero llamaban mucho la atención. Me los acabas de recordar.

    ResponderEliminar
  9. Mira que me gusta esa tienda y que he pasado unas mil veces por ahí. Pero nunca me había fijado en la fachada. La próxima vez no se me escapa.

    ResponderEliminar

Blogging tips